21 de octubre
"El séptimo" Tertulia de Cine

Tertulia de Cine “El Séptimo”

Tertulia 128ª
Presentación: 
"El amante doble" 

Director: Francois Ozon


 

Por Pilar Berbén 
François Ozon, nacido en 1967, es un prolífero director, esta es su  decimoctava película, además de otros tantos cortometrajes. Sus producciones  se caracterizan por su ingenio agudo e irónico. En algunas ocasiones es tachado de peculiar e irreverente por su forma de abordar los temas sobre la sexualidad humana, explorando siempre nuevos retos narrativos, como explica él mismo refiriéndose a su anterior filme: “Después de Frantz, que fue una película más clásica, quería hacer algo más lúdico”.
El amante doble, es una adaptación libre de “Vidas Gemelas”, un relato de Joyce Carol Oates, publicado con el seudónimo de Rosamond Smit.
Para algunos críticos Brian de Palma sirve como referencia de este thiller erótico, para otros su ambigüedad y cierta perversión recuerdan a Verhoeven (Elle), así como a Cronenberg en Inseparables; sin olvidar la influencia del cine de Hitchock como maestro del suspense y el misterio. Respondiendo a la recurrente pregunta sobre la similitud de su filmografía con las temáticas almodovarianas como los personajes femeninos complejos o el punto provocador, dice el director sentirse muy halagado cuando lo comparan con Almodóvar porque es un cineasta que realmente le gusta.
 
Hablando de la primera secuencia –que rememora el corte de ojo de “El perro andaluz”- como la luz que ilumina la trama, es Ozon quién refiriéndose a Luis Buñuel en una entrevista, dice: “Quería que desde los primeros instantes de la película el espectador tuviese muy claro cómo es visualmente el filme, que entramos en el cuerpo de alguien”. ¿Qué le parece El perro andaluz? “Me encanta desde niño. Me obsesioné con ella. Visité una exposición sobre surrealismo de crío y vi ese filme una decena de veces”. ¿Y qué opina de Buñuel? “Definitivamente, ha marcado mi carrera. Sobre todo, cuando he hablado de realidad hecha sueño o de sueños hechos realidad. Él transgredió las fronteras entre realidad e imaginación, planteándonos preguntas sobre si lo que vemos es cierto. Siento que su influencia crece en mi obra en los últimos años, y eso me divierte”.  
 
Para esta película Ozon vuelve a contar con Marine Vacht, con la que trabajó en “Joven y Bonita”, en esta ocasión encarna a Cholé la atribulada protagonista. Desde los primeros planos es fantástica su actuación; el desafío interior de su personaje, una joven perdida entre la represión y el deseo, contrastando con su belleza exterior.
El otro protagonista es el belga Jérémie Renier, vinculado al cine de los hermanos Dardenne, con un papel doble, interpretando a dos psicoanalistas gemelos con personalidades opuestas. Sobre su personaje y este triángulo amoroso, Renier plantea: “Llega un momento en que ya no sabemos si son tan diferentes. Hay todo este juego de quién es quién, ¿Con quién estoy hablando ahora mismo?, ¿Son realmente dos o es uno solo?, ¿Están jugando con Chloé?, ¿O es Chloé que se ha vuelto loca?”.
Sin olvidarnos de Jacqueline Bisset, que con un breve papel, también interpreta a un doble personaje: encarna a la madre de la protagonista y a una figura del pasado de los gemelos.
 
Con una puesta en escena delicada y elegante, sin olvidar la fuerte carga de erotismo y provocación, “El amante doble” se mueve en el mundo de la dualidad, entre la fantasía, la realidad o la mentira. Enigmática, nada es lo que parece. En una entrevista dice Ozon: “Creo que lo imaginario lo necesitamos muchísimo en nuestra vida. Para poder seguir viviendo el día a día necesitamos recurrir a la ficción. En el caso de Chloé, su fantasía le permite descubrir qué le ocurre realmente y llegar a una verdad, y por eso recurro a esto muchísimo en mis películas”. “… Lo que me interesaba era mostrar la dualidad y por eso hay tanto juego de espejos, de reflejos, y no solo están los gemelos, también nos damos cuenta que el personaje de Chloé también es doble”.
 
Nos siembra la duda si es real lo que vemos o sólo ocurre en la cabeza de la protagonista. Explora la fantasía y deseo de sus personajes.
 
Llena de símbolos y detalles que nos permiten profundizar en el hilo argumental, como las flores (en este caso orquídeas) símbolo de belleza y seducción; la tierra como idea de arraigo; los gatos con esa mirada permanente, como seres  venerados y sagrados en otro tiempo, que parecen saberlo todo sobre nosotros; El juego de la cámara con los espejos para acercarnos más las imágenes o duplicarlas.
 
En mi opinión, es posible que no sea la mejor película de este director, pero sin duda no dejará a nadie indiferente.
 
Para finalizar, dejo en el aire algunas preguntas para el coloquio: ¿Cuál es la posición ética del analista ante la singularidad del sujeto y su goce en el acto analítico? ¿Cómo pensar la posición del analista en el contexto de nuestra época? ¿Hay salida ante este laberinto y desvarío? ¿Dónde termina la realidad y comienza la ilusión? ¿Se trata de cegar la mirada convencional para que surja la mirada hacia el interior?
Os animo a que veáis esta provocadora película, llena de posibilidades, con escenas polémicas que nos harán contrastar nuestras opiniones y enriquecernos con las de los demás.
Nos vemos el próximo día 20 de octubre a las 18,30 en el Café Libertad 8, ubicado en la calle Libertad nº 8. Madrid.

Pilar Berbén

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador y continua navegando consideramos que acepta su uso. SABER MAS.

Acepto cookies desde este sitio web.

EU Cookie Directive Module Information